Cómo desarrollar una estrategia SEO de éxito

Para desarrollar una estrategia SEO de éxito no debemos recurrir a nuestra mentalidad más técnica, ni la más marketiniana, ni la más directiva… ¡Debemos recurrir a todas ellas a la vez!

En este post descubrimos los 7 puntos fundamentales para conseguir el éxito en todo emprendimiento online.

 

1. Piensa en SEO desde el minuto uno

El SEO pierde gran parte de su efectividad si no se considera desde la primera definición de la estrategia de marketing y, por supuesto, en todas las subsiguientes fases: el trabajo SEO nunca termina.

No olvides mantenerte al día de las novedades en el algoritmo de Google y trata de innovar cada día, cada semana y cada mes. La optimización web y Google están en constante evolución, y es por eso que nuestra web también debe estarlo. Suelen ser los más rápidos en implementar las novedades aquellos que obtienen los mayores beneficios.

El éxito de nuestra web depende directamente del SEO, pensar en él es pensar en resultados.

2. Diferencia tu web de las demás

Estás a punto de lanzar tu web y está claro que ofreces algo espectacular, pero aún debes preguntarte… ¿Por qué alguien querría visitar mi web?

Todas las empresas dicen tener algo que las hace increíbles, pero pocas son las que realmente lo tienen. De esas pocas que sobresalen de la media, son aún menos las que consiguen transmitírselo correctamente a sus usuarios.

Tener una web maravillosa no sirve de nada si tus visitantes no se dan cuenta de lo fantástica que es.

Consigue que tu web sea única en algo, por pequeño que sea, diferenciate de la competencia en algo que aporte valor a tus visitantes, ya sean precios más bajos, mejor atención al cliente, envío gratuito, contenidos exclusivos o más detallados…

No se trata sólo de conseguir que los usuarios visiten tu web, sino de lograr que se queden, que vuelvan y te recomienden a sus círculos.

Sí, ¡ésto también es SEO! 😉

 

3. Mentalidad SEO

La optimización web es algo que debe estar en el ADN de todos los miembros de la empresa. Lógicamente no se trata de convertirlos a todos en profesionales: es imposible y no tendría sentido, pero sí recomiendo hacer entender a todos su importancia y motivar la comunicación interna. Ésto último no es un requisito SEO, es en realidad un requisito universal para hacer que las cosas funcionen bien, ¡se trate de lo que se trate!

No subestimes el poder del SEO y la comunicación.

Es necesario conocer los objetivos y motivaciones del resto de equipos de tu empresa para que los proyectos lleguen a buen puerto. Por ejemplo: aunque pueda parecer que los jefes sólo quieren más beneficio y los SEO mejores posiciones en Google, lo cierto es que se necesita SEO para conseguir beneficios, y hacen falta beneficios para invertir y desarrollar una estrategia SEO de éxito. Se trata de un círculo en el que al final todos tienen el mismo objetivo (aunque a veces no lo sepan).

4. Cuenta con un buen profesional SEO

Aunque ahora esté de moda y muchos quieran subirse al carro, la optimización en buscadores no la puede hacer cualquiera. No es suficiente con haber leído 4 posts o un libro la mar de bueno sobre posicionamiento, busca a alguien con experiencia y casos de éxito a sus espaldas.

Cuenta con un buen profesional SEO y asegurarás el éxito de tu proyecto online.

Por falta de profesionalidad y desconocimiento, aún se siguen llevando a cabo estrategias SEO que utilizan técnicas obsoletas y pueden llegar a ser muy contraproducentes. Por ejemplo: en los inicios de la optimización web utilizábamos el campo meta-keywords para indicar al buscador las palabras clave por las que nuestras páginas debían ser encontradas. Por si algún despistado aún no lo sabe, ese campo dejó de ser considerado por Google hace años, o lo que es lo mismo: no sirve para nada. Bueno, en realidad sí que sirve para algo: para ponérselo fácil a tu competencia cuando intenta descifrar tu estrategia de marketing. Desgraciadamente, aún son mayoría las páginas que encuentro utilizando este campo y otras técnicas obsoletas.

 

5. SEO + Sentido Común = Éxito

Ayúdate de guías SEO y checklists de errores SEO para asegurarte de que la implementación de tu estrategia va por buen camino, pero cuídate bien de no aplicar estas técnicas de forma matemática. En lugar de eso, párate a pensar en el tiempo que vas dedicar a cada tarea y los beneficios que te reportará.

El equilibrio entre SEO y sentido común te llevará al éxito.

No debemos, por ejemplo, perder el tiempo en conseguir el perfecto porcentaje de palabras clave en nuestra página para que el motor de búsqueda las identifique. En lugar de eso, escribe un texto de gran calidad sobre la temática que te interese y esa ansiada densidad de keywords perfecta vendrá sola, sin cuentas ni cálculos.

Se acabó el trabajar exclusivamente para agradar a los motores de búsqueda, ahora conviene centrarnos en ofrecer la mejor experiencia y contenidos al usuario, y así estaremos haciendo SEO sin saberlo.

Eso no significa que las técnicas de optimización para buscadores no sean necesarias o que no puedan multiplicar el tráfico de tu web, ¡pueden y mucho! Lo que significa es que no debemos perder el norte y hay que recordar siempre que nuestro cliente final será un usuario, que valorará como persona (y no como máquina) nuestra web.

 

6. Linkbuilding y redes sociales

Utiliza técnicas de linkbuilding y extiende tu presencia a las redes sociales. Cada sector tiene diferentes necesidades: lo que es bueno para unos no lo es para otros. Por eso debemos analizar el mercado, nuestro público objetivo y nuestra competencia para desarrollar una estrategia personalizada.

No sólo conseguiremos más visitas a nuestra web, sino que también potenciaremos el efecto viral, daremos visibilidad a nuestra marca y ampliaremos nuestro círculo de contactos.

El linkbuilding y las redes sociales son, cada vez más, elementos fundamentales de la estrategia SEO de cualquier proyecto web.

 

7. Google Analytics y Webmaster Tools

Es absolutamente obligatorio utilizar Google Analytics y Google Search Console para medir los resultados y estudiar tu tráfico. El mercado cambia, y el mercado online cambia más rápido todavía. Debemos conocer a nuestros visitantes, entender porqué otros no lo son, descubrir como interactúan con nuestra web y, en base a todo eso, redefinir la estrategia a cada nuevo periodo.

No existe el SEO sin medición de resultados.

 

Conclusión

Como ves, no existe una fórmula mágica para crear una estrategia SEO de éxito: hay que trabajar mucho y creer en ello. Si haces eso y te apasionas por tu trabajo, conseguirás excelentes resultados que te animarán a seguir al pié del cañón, y generarán aún mejores resultados… Y así, ¡hasta el infinito y más allá!

¿Cómo son tus estrategias SEO? ¿Hay algún otro punto que consideres importante? ¡Espero tus comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *