¿Es el profesional de Marketing Online un Workaholic?

No se trata sólo de las habilidades técnicas, sociales y organizativas. El buen profesional de Marketing Online es además un loco devorador de conocimientos, perfeccionista y tremendamente apasionado. No es sólo un profesional, es mucho más que eso, pero… ¿llega a workaholic?

Un workaholic no es otra cosa que un adicto al trabajo, y como todas las adicciones, tiene connotaciones bastante negativas. Los expertos suelen definir al workaholic como una persona que piensa 24 horas en temas laborales, que es perfeccionista pero nunca queda del todo satisfecho con sus logros, que no tiene otro tema de conversación, que superpone el trabajo a su vida personal, a sus seres queridos… En definitiva sería algo así como un profesional de éxito con una cuestionable vida social y familiar.

Trabajan los profesionales del Online Marketing demasiado?

¿Es el profesional de Marketing Online un workaholic?

Si es bajo esta definición que acabamos de ver, entonces mi respuesta es NO, o por lo menos no debería. Según yo lo veo, el perfil del profesional de Marketing Online debe ser el de un workaholic moderado.

Pienso las 24 horas en temas laborales.

  • Workaholic puro: sí, no puedo desconectar, ¿qué sería sino de mi trabajo?
  • Marketing Online: no pienso constantemente en ello, pero muy a menudo los eventos cotidianos me dan ideas que podré aplicar en mi trabajo.

Soy perfeccionista.

  • Workaholic puro: sí, me gusta que todo salga perfecto, pero rara vez quedo 100% satisfecho con los resultados.
  • Marketing Online: sí, soy minucioso y detallista, ¡por eso consigo lo que me propongo!

Mi tema de conversación fuera del trabajo…

  • Workaholic puro: como es lógico, está relacionado con temas laborales, ya que vivo de ello y tengo que estar siempre al acecho de nuevas oportunidades.
  • Marketing Online:  dependerá de con quien esté, ¿no? ¡Que también soy humano! Aunque reconozco que siempre estoy alerta, y cuando detecto una buena oportunidad no puedo dejar de comentártela.

Mi prioridad: el éxito profesional.

  • Workaholic puro: así es, el éxito profesional es la base de una vida confortable donde poder dar a los tuyos lo mejor. Ellos tienen que entender que es necesario.
  • Marketing Online: me encanta mi trabajo, lucho cada día por conseguir el éxito y sé que lo voy a lograr. Pero si no consigo ser feliz y hacer feliz a los míos, todo ese esfuerzo no habrá valido de nada.

Veredicto: workaholic moderado

Como apasionados por esta disciplina debemos, sin duda, trabajar los 3 requisitos del profesional de Marketing Digital día a día, pero eso no está reñido con una vida personal plenamente satisfactoria.

Es cierto que somos un poco adictos, que a veces nos quitamos horas de sueño, que nos encanta “frikear” con otros “como nosotros” y nos implicamos de más en ciertas cuestiones de la profesión. Pero creo que eso forma un poco parte de nuestra naturaleza, de nuestro encanto (¡sí!) y que, dentro de lo que cabe, conseguimos un equilibrio bastante aceptable.

Y tú, que eres o vives cerca de un profesional de Marketing Online, ¿qué opinas?

Si te ha gustado, puedes suscribirte aquí y compartirlo con tus contactos via Facebook, Twitter, Google+ y LinkedIn. ¡Muchas gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *