Imagina un mundo sin Google

Hace apenas una semana que me he venido a trabajar a Brasil y, nada más llegar, los usuarios de Google en el país de la samba nos encontramos con una página de error 502 al intentar abrir YouTube, Gmail, Analytics… ¡Google había caído!

En pocos minutos el asunto ya era Trending Topic en Twitter y se multiplicaban las bromas en Facebook sobre el fin del mundo por la supuesta “caída de servidores” de Google. Ante este “apagón” que duró casi una hora y afectó a diferentes servicios de Google en Brasil, me surgió la duda: ¿qué sería de todos nosotros sin Google? 

Sería un mundo sin Google así?

Parece ser que el problema vino de algunas operadoras brasileñas que no conseguían acceder a Google. Pero más que las causas técnicas de este incidente, lo que me interesa es la situación de Google-dependencia que se pone de manifiesto y de la que me confieso partícipe.

 

Un mundo sin Google, ¿es posible?

Nos quedaríamos sin Search, Analytics, AdSense, Maps, Gmail, Docs, Earth, Blogger, Calendar, YouTube… Existen muchas teorías sobre cómo sería la vida sin Google y quién ocuparía su lugar.

Para los usuarios “estándar” la noticia causaría un pequeño-gran destrozo en su vida personal: adiós al correo, los vídeos online, la música, la agenda, los históricos, los personajes/blogs preferidos y las búsquedas que hacemos para absolutamente todo… Retiro lo de pequeño-gran destrozo… ¡Sería una catástrofe!

Pero veámoslo ahora desde otra perspectiva: lo cierto es que sin Google el mercado se diversificaría muchísimo y muchas compañías podrían verse muy beneficiadas tomando su lugar. Sería la oportunidad perfecta para que otras empresas y startups se hicieran un hueco en el mercado y, quién sabe, se convirtieran en los próximos “dominadores” del mundo online…

El usuario “estándar” sobreviviría: “solo” tendría que pasarse a esos otros servicios que suplirían el agujero dejado por Google y, en cuestión de relativamente poco tiempo, el incidente pasaría a ser solo una anécdota.

 

Y si nuestro modelo de negocio está basado en Google… ¿qué?

Ahora es cuando explico por qué antes me refería a un usuario “estándar”. Y es que existe otro tipo de usuario, como yo, que basa parte o la totalidad de su actividad económica en Google.

En este caso no solo sufriríamos la pequeña catástrofe personal que comentaba hace unos instantes, sino que todo nuestro mundo se tambalearía.

Los profesionales del SEO, la analítica web, los modelos de negocio basados en captación de clientes a través de Google orgánico o AdWords, aquellos que basan sus ingresos en publicidad web AdSense, etc. sufrirían sin duda un gran golpe. Muchos se verían obligados a cerrar y absolutamente todos tendrían que reinventarse.

Para hacerse una idea de lo que podría suceder, basta recordar los terribles efectos que tuvieron para muchos negocios las “simples” actualizaciones del buscador, llamadas Google Panda y Penguin. Y digo “simples” porque en comparación con la desaparición de todos los servicios de Google, Panda y Penguin serían solo una broma de mal gusto.

Dicho todo esto pregunto de nuevo: ¿sería fin del mundo? Y mi respuesta vuelve a ser NO.

Modelo de negocio basado en Google

 

¿Cómo sobrevivimos a Google?

Como usuarios “estándar”, no tendríamos más remedio que echar mano de las alternativas a los servicios de Google, que son muchas y algunas muy buenas.

A nivel profesional, puede ser que nuestro negocio obtenga clientes o ingresos a través de Google y esta gestión esté externalizada a través de una agencia de publicidad o resultados. En ese caso, el ejercicio de supervivencia pasaría por evaluar y elegir a la agencia que se haya reinventado más rápido y mejor. Las pérdidas serían inevitables, pero siendo los primeros en volver a entrar al mercado, tendríamos incluso la posibilidad de colocarnos a la cabeza del sector.

Como agencia o expertos en Google, no consistiría solo en encontrar alternativas a Analytics y AdSense, sino que como adelantaba antes, tendríamos que reinventarnos.

Creo (o quiero pensar) que la gran mayoría de los que nos dedicamos a esto sentimos una gran pasión por lo que hacemos y sufrimos bastante de Google-manía. Habrá quien piense que alguien así no tendría nada que hacer si Google desapareciera, ¡pero yo opino todo lo contrario!

El perfil del profesional de Marketing Online incluye características como curiosidad, resolución y perseverancia. En una situación como la que estamos imaginando, esas características se convierten en fortalezas que nos ayudarán a no rendirnos y a encontrar nuevas e innovadoras formas de seguir adelante.

 

Conclusión

Si Google desapareciera de repente lo pasaríamos mal, pero no sería el fin.

El gigante de las búsquedas no ha desaparecido ni hay signos que vaya a hacerlo a corto-medio plazo, pero creo que nunca es mal momento para plantearse sobre las opciones profesionales de uno, aprender a darse valor y llegar a la conclusión de que ni tan siquiera algo tan “tremendo” como la caída de Google podría acabar con nosotros, con nuestra fuerza y nuestra ilusión.

Y tú, ¿cómo imaginas un mundo sin Google? Deja tus comentarios y haz partícipes a tus contactos en Facebook, Twitter, LinkedIn y Google+.

¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *